La Loma

Úbeda y Baeza comparten protagonismo histórico y artístico en el centro geográfico de la provincia: pasear por sus calles es asistir a un desfile de obras maestras renacentistas.
Unidas por su espirítu renacentista pero con personalidades diferentes, Úbeda y Baeza son dos referentes artísticos no sólo de Jaén, sino de toda España. Su excepcionalidad las ha hecho merecedoras del título de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Más allá de estos colosos monumentales, la comarca de La Loma guarda otras gratificaciones al viajero.

Palacio del deán Ortega, actualmente parador de turismo de Úbeda
DESTELLOS UBETENSES

El magisterio cultural de Úbeda, la ciudad de los cerros, alcanzó su mayor esplendor durante el siglo XVI, etapa que coincidió con el proceso señorial del municipio. La familia Cobos-Molina abanderó ese periodo de ordenación urbana y enriquecimiento constructivo, a través de una labor edificadora y de mecenazgo. Entre los artistas que recibieron su apoyo sobresale el cantero y arquitecto Andrés de Vandelvira. Y si hay que elegir un monumento que congregue un elenco de artistas de talla universal, este es la Sacra Capilla del Salvador, proyectada por Diego de Siloé en 1536.

Úbeda. Palacio de Vázquez de Molina o de las Cadenas, actual Ayuntamiento

En las obras, adjudicadas a Alonso Ruiza y al citado Andrés de Vandelvira, también participaron Berruguete (autor del retablo original, actualmente perdido), Esteban Jamete (escultor de la fachada y sacristía) y Villalpando (creador de la rejería). La silueta de la iglesia del Salvador domina la no menos armoniosa Plaza Vázquez de Molina, considerada como la apoteosis del Renacimiento español. Un recorrido monumental indispensable debería añadir la colegiata de Santa María de los Reales Alcázares, construida sobre una primitiva mezquita árabe y actualmente en proceso de rehabilitación; el palacio del Condestable Dávalos, hoy convertido en Parador de Turismo; el palacio de las Cadenas, uno de los mejores edificios de la arquitectura del siglo XVI y actual sede del Ayuntamiento; el palacio Marqués de Mancera; la Cárcel del Obispo, llamada así porque era el lugar donde las monjas canónicas cumplían sus penas; y el Antiguo Pósito (almacén de grano). Con más tiempo, el recorrido también debería incluir paradas en el Hospital de Santiago, otra de las obras cumbres de Vandelvira, el Oratorio de San Juan de la Cruz, la Casa Mudéjar, convertida en Museo Arqueológico, y un buen número de iglesias (La Trinidad, San Nicolás, San Pedro…), palacios y casas nobles que atestiguan la riqueza del entramado arquitectónico de la ciudad.

Úbeda. Sacra Capilla del Salvador. Frescos de la rotonda
Por último, todo el casco antiguo ubetense está circundando por la Redonda de Miradores y las murallas del viejo alcázar, mirador privilegiado del valle del Alto Guadalquivir, con el pico Mágina al fondo. Entre las aves que habitan este rico ecosistema sobresalen especies como el pato real o el calamón.
POÉTICA BAEZA

A escasos nueve kilómetros de Úbeda, siguiendo la carretera con dirección a Jaén, se emerge la monumentalidad de Baeza, cuya belleza también cautivó a escritores universales: desde Miguel de Cervantes a San Juan de la Cruz, pasando por Luis de Góngora, Jorge Manrique o Federico García Lorca. Pero nadie como Antonio Machado, que fue profesor de Gramática en esta ciudad durante la segunda década del siglo XX, ensalzó su nombre. Como recuerdo de aquel paso, 17 monolitos de piedra y bronce -mojones de la llamada Ruta Poética– reproducen fragmentos de los textos literarios que mejor han descrito el embrujo de Baeza. Cualquier itinerario por los monumentos baezanos pasa obligadamente por la plaza de Santa María, donde se levanta la catedral, joya de la arquitectura andaluza. Construida sobre la antigua mezquita aljama o principal, contiene en sus fachadas elementos renacentistas, mudéjares y góticos. En el interior destaca su impresionante retablo barroco, la reja del maestro Bartolomé y la Custodia, obra en plata sin precedentes en el barroco español.

Ayuntamiento de Baeza. Antigua cárcel y palacio de la Justicia
En la misma plaza se encuentra la Fuente de Santa María y el Seminario de San Felipe Neri, actual sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía hasta que finalicen las obras de rehabilitación del palacio de Jabalquinto. De fastuosa fachada gótica, posee un patio renacentista y una monumental escalera barroca.
Baeza. Antigua Universidad
Casi en la salida del pueblo nos topamos con la plaza del Pópulo, donde se encuentran la fuente de Los Leones, con esculturas quizá procedentes de la ciudad romana de Cástulo, el Arco de Villalar y el edificio plateresco que ocupa la actual Oficina de Turismo.
Pósito de Baeza
También la naturaleza ha sido generosa con Baeza, como demuestra el Paraje Natural y Estación Ornitológica de la Laguna Grande.
CASTILLOS Y MURALLAS

Siguiendo por la carretera de la pedanía de La Yedra, merece la pena visitar el castillo de Canena, que actualmente es usado como sede del Festival de Música Clásica.

Castillo de Canena

Tomando la dirección contraria por la Nacional 322, cerca de Úbeda, la villa de Sabiote completa el triángulo renacentista de la comarca de La Loma. Su recinto amurallado fue declarado Conjunto Histórico-Artístico, y desde los miradores o el castillo, reconstruido en el siglo XVI sobre las antiguas fortalezas árabes y romanas, se divisa una bella estampa del valle del Guadalquivir, Sierra Morena y las tierras rojizas de El Condado. 

Castillo de Sabiote

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up
A %d blogueros les gusta esto: